Etiquetas

besosenlafrente.png

Foto: besosenlafrente.com

El regalo que JAR quiere darnos en este álbum “Besos En La frente” podría resumirlo con la palabra “real” así es como intento interpretar este conjunto de dulzura e intimidad que acompaña en cada nota musical, en cada frase, en cada espacio de tiempo; es una invitación a salir de la zona de confort en la que nos hemos sumergido por mucho tiempo.

El reinventarse, no ocurre de la noche a la mañana, lleva tiempo; en ocasiones con sacrificio acompañado de dolor y tristeza pero al mismo tiempo también de gozo. Luchar contra los temores, batallar con el miedo, ir contra los perjuicios, contra la crítica, el desaliento, con ganas de dejarlo todo; son los obstáculos que como humanos tenemos que sortear, y eso es precisamente lo que JAR desea mostrarnos que somos humanos y que no somos un prototipo de super héroe al estilo comics (risas), él  nos inspira a la reflexión, que muchas veces nos encontramos perdidos pensando que todo lo podemos, que nada nos daña, y no reconocemos que vamos por el camino equivocado.

Cuando nos reinventamos nos rodea el sentimiento a equivocarnos y eso es normal es nuestra humanidad, somos eso seres pensantes que razonan que tienen crisis de fe; pero lo mejor de todo es que la recompensa del permanecer en los consejos de Dios siempre brindará un beneficio para el alma, un reposo. Es lo que JAR nos deja disfrutar de esta creación, él se reinventa no para ser diferente sino para reafirmarse que sigue siendo el mismo. Nos motiva a tomar riesgos a enfrentar el cambio, a sacar el mejor partido de cada situación; es buscar un encuentro personal con Dios que nos presentemos tal cual somos, sin estereotipos religiosos y que vivamos realmente una experiencia, no pasajera sino constante.

Desde el punto de vista musical JAR nos ha mostrado que es capaz de asumir muchos retos trayendo a sus canciones un toque innovador sonidos poco comunes y quizás inesperados, pero este es uno de los talentos que sabe aprovechar muy bien, y “Besos en la frente” no es la excepción; sus anteriores álbumes como “Soplando Vida – Live 2012” también tienen un conjunto de fusiones desafiantes, sonidos que hacen que te puedas detener e imaginar lo que logras escuchar y sobre todo reflexionar; en lo personal percibo que este nuevo álbum tiene un toque de lo que nos mostró “Indomable – Epicentro Live 2014”  está acompañado de ese gran desafío de esa intimidad. No dejo de lado su voz barítono, esa tesitura que viaja desde un tono bajo hasta llegar a una voz tenor, es envolvente, es expresiva tanto así que estás expectante a su nuevo movimiento; es un viaje que tiene un excelente inicio y un excelente aterrizaje. Esos arpegios pareciera que no se quisieran despegar, ni un solo instante… las guitarras se mantienen vivas al sonar de la percusión, esos sonidos se asemejan al latido del corazón; quizás es por eso que cada tema se hace vivo, es el caso de “Que baje el cielo” letra que inspira la esencia del amor de Dios a través de sus hijos. La manera suave de confortarnos y pedir desde muy adentro la paz anhelada en, “Que huyan los fantasmas”. Tener la valentía de buscar a Dios, podernos evaluar en nuestra humanidad con nuestros miedos y dudas, en “Te veo… Otra vez” el sonido del hi hat como marcándonos el camino. En ocasiones los recuerdos nos impulsan, nos acercan de mejor forma a el creador al dueño de la vida, la luz nos hizo libres “Pero yo me acuerdo”. En “La niña y el lobo” nos regala esperanza, nos recuerdan las promesas de  Dios inspirando fe que en medio de todo hay un propósito, y ayudará para bien. A veces es necesario guardar silencio y dejar que sea el turno para Dios, que él nos traiga el descanso en sus brazos; que olvidemos los malos ratos “Canción de cuna” nos lo susurra.  También un espacio para la poesía que hace eco en nuestros oídos “Sencilla y arrogante” es muy creativa. Momentos en que es mejor no hablar y renovarlas “Duermen las palabras”.  La relación de un padre y un hijo nos revela que papá estará para apoyar a su heredero “Contra la corriente” nos regala una guía un camino. La fe nos mantiene con fuerzas nos alimenta “Se acaba todo” sin Dios, su gracia nos hace vivir. Para cuando quedamos secos y nada puede saciar nuestra sed, la presencia de Jesús es suficiente “Caigo rendido”. El llamado del clap, clap de “Respiro el polvo” me sumergen en una carretera rumbo a la granja. La intimidad que nos lleva a viajar de manera natural es cuando le decimos a Dios: Quiero hablarte pero en mi “Silencio interno” quiero buscarte; esa es la meta, ese es el premio.

Pero qué busca JAR con “Besos en la frente” bueno resumiré mi experiencia, lo viví de esta manera como si lo inexplicable se hiciera sencillo… No puedo descifrar por qué corren lagrimas una tras otra como persiguiéndose, como queriéndose alcanzar una a la otra, como si quisieran encontrar el tiempo perdido y poder vivir, poder jugar de nuevo; es cada latido de la percusión que revela como lo sencillo se hace grande, se recupera de la muerte a la vida, ¡Esos huesos secos que gritaban vida! que soñaban con el aire, que anhelaban respirar así volvió a recrearse lo genuino, lo sincero, lo apacible, lo ingenuo. Nos falta recordar, que somos lo que somos, cuando quedamos solos; cuando en esa soledad nos confronta la gracia de Dios. Experimenté ese toque inexplicable, y sucedió justo cuando lo necesitaba, así es como Dios lo sabe hacer solo en corazones que están dispuestos a buscarle y a dejar que Él actúe y nos haga regresar a ese lugar donde nos sentimos plenos.

el disco promete sacarte de tu zona de confort, es natural, es muy refrescante, sensorial, y sobre todo sincero.

Anuncios